Cómo conseguir luz natural en toda la vivienda

Los efectos positivos de la luz en una vivienda son innumerables. Los ventanales de gran dimensión dan mucha vida al hogar, tienen un efecto positivo en nosotros, los habitantes de la casa, mejorando nuestro humor y calidad del sueño, y regulando nuestro reloj biológico. Así ha quedado demostrado en el estudio llevado a cabo por la universidad de Loughborough, École Polytechnique Fédérale de Lausanne y encargado por el Grupo VELUX, fabricante de ventanas para cubiertas.

No siempre es posible disponer de luz natural en nuestra vivienda, o por lo menos, no en todas sus estancias. Ya sea por la orientación, situación, tipología o distribución del edificio, hay estancias del hogar que no pueden recibir luz natural. Hay varias soluciones para estos casos:

  • Conductos de luz: este sistema se basa en la conducción de la luz a través de tubos de diámetros comprendidos entre los 20 y 50 centímetros, con interior reflectante, y que con una salida al exterior, proporcionan luz a aquellas estancias que no disponen de ella. Hay sistemas que con diámetro de tubo más ancho, o captadores de luz en cubierta más complejos, permiten que la luz sea dirigida hasta puntos que se encuentran a 6 metros de distancia del captador.
  • Espejos: este sistema ha sido el utilizado por algunas empresas que lo han llevado un paso más allá, creando dispositivos reflectantes que situados en cubiertas de edificios, sobre todo en las zonas de patios interiores, reflejan los rayos solares hasta las ventanas de las estancias que no reciben suficiente luz. Variaciones más complejas disponen de un  sistema de seguimiento del sol, lo cual mejora su rendimiento.
  • Fibra óptica: de los expuestos, este es el sistema más complejo. Disponen de un captador en el que se reúnen todos los extremos de fibra óptica, y desde ahí salen los cables de fibra hacia las estancias que no reciben la luz del sol. Este sistema es muy adaptable ya que la fibra óptica puede ser curvada tanto cómo sea necesario para hacer llegar la luz a todas las partes del edificio.

Tres sistemas que permiten que la luz llegue a estancias oscuras o que no recibían suficiente luz. No sólo son positivos los efectos de la luz sobre nosotros los ecohabitantes, sino también sobre la factura eléctrica. Con una buena iluminación natural se consigue una disminución de la iluminación artificial, y el consiguiente gasto eléctrico que supone.

Además, si ésta luz se consigue a través de estos tres sistemas, que ni suponen la construcción de nuevas ventanas o ampliación del tamaño de las ya existentes, no se incrementan las pérdidas térmicas.

Imagen: uxud en flickr. Licencia CC By

Comentarios - 4

  1. Unas alternativas muy interesantes… Lo de los tubos me recordó a un proyecto que descubrí recientemente: thelowline.org.

    Se trata de realizar un espacio público con la misma lógica que el High Line (financiado y apoyado colectivamente y recuperando espacios de vías abandonados) pero en este caso son subterráneas.

    Para hacerlo han ideado un sistema que lleva la luz solar al subsuelo permitiendo incluso hacer la fotosíntesis a las plantas. Ya han realizado un prototipo funcional a escala 1:1. ¡Es precioso!

    • Oh! conocía el proyecto High Line, y me parecía un proyecto espectacular, sobre todo con lo que me gustan a mi las cubiertas ajardinadas… pero thelowline.org no lo había visto!! y me parece impresionante!! muy original, es la recuperación de espacios desaprovechados llevado ya a otro nivel ( o subnivel XD ) Gracias Ester!

      • Totalmente de acuerdo. Es increible el trabajo que han hecho.El resultado espacial-estético es impresionante y hace infinitas las posibilidades de aprovechamiento de espacios para la ciudad!

        • Pues parece que ahora están preparándose para hacerlo ya en la estación subterránea (aquello era un almacén). Ojalá lo consigan y publiquen los cómos porque, como dices, abre infinitas posibilidades para muchos.

          Gracias por pasarte!