Cómo elegir tu instalación de calefacción con pellets

Anteriormente os hemos hablado de las singularidades y posibilidades de las instalaciones de calefacción con biomasa. En este paso a paso elaborado por Eva Mª Mantecón Pelayo, delegada de Ökofen y directora gerente de Ábrego Ingeniería, os hablamos de los pasos a dar para la instalación de vuestro sistema de calefacción con pellets con éxito.

El usuario:

1. Precisar qué quiero calefactar

Lo primero que tenemos que decidir es qué espacios queremos calefactar, ya que dependiendo de ello decidiremos el tipo de instalación necesaria y sus cualidades. En caso de querer dar servicio a todo un edificio la mejor opción es una caldera comunitaria, concentrando las instalaciones en un lugar común de la vivienda.

Si lo que queremos es calefactar una única vivienda optaríamos por una caldera individual y si sólo queremos calentar un espacio concreto de una vivienda lo más adecuado sería una estufa. Más adelante os desglosamos los por qués.

2. Factores para decidir el tipo de instalación

Preexistencia de otros sistemas de calefacción.

En caso de tener una instalación previa de calefacción se puede realizar el cambio de caldera de otro combustible por la de pellets y aprovechar la instalación de radiadores o suelo radiante. Si existe un acumulador de agua caliente también se puede integrar en el sistema de calefacción con pellets.

Espacios para la instalación.

Las calderas de pellet son menos compactas que las de gasoil o gas así que ocupan algo más de espacio. Lo determinante es el espacio necesario para el combustible. Éste se define en función del uso previsto para obtener una autonomía suficiente y razonable. El RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios) obliga a un mínimo de almacenaje para un uso de 2 semanas en temporada de calefacción, pero ahora mismo ya no estamos acostumbrados a estar pendientes del combustible de calefacción, así que pasados los primeros años, este quehacer se va volviendo una carga.

La buena práctica recomienda 1 o 2 llenados al año para una vivienda habitual, para acumulaciones de pellet a granel previstas para llenar con camión cisterna. El volumen mínimo para estos casos es de 2,5 toneladas. Y podemos estar tranquilos ya que no hay ningún inconveniente en acumular pellet de más ya si está almacenado en seco.

Insistimos mucho en el almacenamiento, porque es algo que influirá en el confort a lo largo de la vida de la instalación. Si estamos limitados por el espacio o el presupuesto, podemos optar por una caldera de pellet que lleve una tolva incorporada. La caldera va a funcionar exactamente igual de bien y siempre se puede adaptar a un silo más adelante, cuando encontremos el espacio o recursos necesarios.

En el caso de instalaciones comunitarias, intentar acumular el consumo anual requeriría muchísimo espacio. Por lo menos hay que garantizar 2 semanas de autonomía, aumentandolo en lo posible y buscando optimizar económicamente las cargas de pellet. Para ello es bueno intentar hacer llenados con camiones completos. La carga completa de los camiones suele ser 9 o 20 Ton, aunque dependiendo de la zona, los hay de 5 Ton.


Diferencias de funcionamiento en comparación con otros combustibles

El pellet no proporciona calor instantáneo, por eso es importante la regulación y programación de la instalación para que se acomode a los tiempos de funcionamiento deseados. Lo mismo pasa con el ACS, estamos acostumbrados a calderas de gas o gasoil, que calientan el agua de manera instantánea cuando abrimos el grifo. Para conseguir esto con una caldera de pellet, habría que mantener la caldera caliente permanentemente. Hay un par de modelos de calderas que han optado por este principio de funcionamiento, utilizan un acumulador de ACS para tenerla preparada a la temperatura necesaria. En España, con climas templados y con una temporada de calefacción mucho menor que en los países nórdicos, compensa económicamente la instalación de un acumulador de ACS frente al consumo de pellet para mantener la caldera caliente para el ACS en los periodos de no calefacción.

Precios y ahorros energéticos

Ahorro energético en principio no hay, la vivienda consume lo mismo independientemente del combustible. Otra cosa es el balance de emisiones de CO2 o el ahorro económico.

Si es cierto, que cuando se cambia una caldera antigua de gasoil, con un rendimiento menor, por una caldera nueva de pellet con un rendimiento mayor, si se produce un ahorro energético. Si además esta caldera tiene una buena regulación de la calefacción y modulación, optimizaremos en lo posible el consumo de la instalación de calefacción.

El pellet cuesta actualmente un 50%-60% menos que el gasoil. Cuanto mayor es el consumo de la instalación, mayor es el ahorro frente a la inversión y por tanto más rápida la amortización. Así los edificios de viviendas con calefacción centralizada y los edificios de usos públicos, hostelería…son los más favorecidos económicamente. Pudiéndose amortizar el cambio para grandes consumos en el primer año.

El ahorro económico depende del consumo actual de la instalación. El coste de una instalación es muy similar para viviendas en climas más fríos y mas templados. Sin embargo, en un clima en el que gasten 3000 l. de gasoil al año, amortizarán la instalación en la mitad de tiempo que donde gasten 1500l. Puesto que el periodo de amortización depende del coste del equipo y del tipo de instalación y esto puede ser muy variable.

Es importante resaltar que la mayor parte de la instalación necesaria es común, independientemente del precio de la caldera. Así pues la diferencia entre una instalación con una caldera más o menos económica no es tanta como puede parecer al principio.

En el caso de instalar una estufa de aire sin sustituir la caldera de gasoil, se puede reducir un 30% del consumo, con una inversión e intervención sensiblemente menor que con una caldera o una estufa de agua. Así que ésta es una buena primera aproximación al pellet, si no se está seguro de acometer una inversión mayor.

Proceso técnico de la instalación:

3. Contactar con un técnico para estudio de posibilidades

El estudio consistirá en el análisis de la orientación, tipo de carpinterías, m2 de huecos y de fachada y aislamientos existentes. La demanda térmica depende del tipo de emisores que se utilicen. Si es una instalación existente, normalmente se adecuará a los emisores (radiadores o suelo radiante). Si la instalación es nueva también, pero habrá que calcular la cantidad necesaria de agua caliente, usuarios, número de baños….

4. La instalación

¿Cómo afecta a la vivienda?

En el caso de una caldera, fisicamente afectará en la ocupación del espacio de la caldera, el silo, la instalación necesaria y la salida de humos. La caldera irá obligatoriamente en una sala de calderas aparte, a partir de 70 kW de potencia (para instalaciones medianas, grandes como edificios públicos, instalaciones centralizadas para viviendas…) En una vivienda unifamiliar, la caldera se puede ubicar en cualquier lugar, cerrado, a cubierto y con una mínima ventilación. El espacio deberá soportar el peso de la caldera (habitualmente más de 120 kg) y tener espacios mínimos para realizar trabajos de mantenimiento. Habitualmente su ubica en el garaje o el trastero.

El silo sí se tiene que ubicar en un cuarto aparte. Si son menos de 3 m2 de acumulación, las paredes serán RF 90 y no necesitará vestíbulo de independencia. A partir de los 3 m2 sí necesitará el vestíbulo y aumentará la resistencia al fuego de las paredes a RF 120.

En cuanto a la salida de humos, hay que prever que el trazado de no lleve al límite el ventilador y procurar que no haya demasiados tramos horizontales para que en caso de un corte eléctrico, la geometría de la instalación favorezca igualmente la evacuación de los humos. En cada cambio de vertical a horizontal hay que poner una “T” de registro y limpieza de hollín.

En los tramos exteriores debe ser aislada, para evitar que se enfríe y condense interiormente, creando brea y favoreciendo la obstrucción. La chimenea debe subir hasta la cubierta. Pudiendo salir a tejados más bajos que la cubierta principal, si se mantienen unas distancias mínimas con las ventanas superiores.

Inercia si o no

Un acumulador de inercia separa la parte de generación de calor (caldera) de la de distribución (radiadores, suelo radiante). La caldera calienta todo el volumen a régimen constante, durante tiempos más largos y se para. La instalación va cogiendo el agua caliente del acumulador, según la instalación lo va necesitando. Al gestionar de esta manera la instalación se gana en eficiencia. Pero dependiendo del tipo de instalación, de las horas de uso al año (clima más o menos frío) este elemento se amortizará antes o después, siendo interesante o no su uso.

Una solución muy buena para las viviendas unifamiliares es una depósito combinado donde en un solo volumen se incluye la inercia y la acumulación de ACS.

Potencias y modulación

La potencia de la caldera se fija para la demanda máxima y la mínima temperatura de la zona. Pero estas circunstancias se dan menos de un 20% al año. Cuando la caldera no trabaja al 100% de su potencia, varia su rendimiento. Aquí cobra especial importancia la modulación. Si una caldera puede variar su potencia entre el 20% y 100% manteniendo el rendimiento, esto supone un importante ahorro anual, frente a las que ofrecen un rendimiento muy bueno, pero a plena potencia y no tiene un amplio rango de modulación. Depende de la zona climática, pero la mayor parte de las horas de uso la caldera está a menos del 50% de su potencia nominal.

En el caso de estufa es importante calcular la potencia en función del espacio a calefactar. No tiene sentido poner una estufa de aire de 20 kW en un salón de 60 m2 (que se podría hacer con 6-8 kW) para intentar calentar toda la vivienda, sino tiene salidas para canalizar aire a otras estancias.

Optima ubicación de las estufas

A la hora de ubicar las estufas de aire, hay que tener en cuenta que irradia mucho calor, para mantener una distancia a muebles y para aprovechar mejor este calor. Son óptimas las esquinas interiores, ya que si calientas una pared interior, algo de calor transmite al otro lado, en lugar de perderlo hacia el exterior.

 

En el caso de estufas de agua, que se conectan a la instalación de calefacción, hay una parte importante del calor que se irradia directamente y otra parte va a los radiadores. Hay que tener en cuenta, que se les pide trabajar para calentar toda la vivienda y generar ACS, generando una cantidad de cenizas considerablemente mayor que para una estufa que calienta una zona. Por ello hay que colocarla en un sitio donde la limpieza sea cómoda y ensucie lo mínimo posible.

Tiempo necesario para realizar la instalación

Una estufa de aire se instala en 1 día una vez preparada la toma de corriente y los agujeros de la chimenea. Esto es más imprevisible, ya que depende de la edificación, paredes, forjados, etc.

Una caldera, depende de la complicación de la instalación. En una sustitución de caldera, se tarda aproximadamente una semana. Sin embargo, se suele hacer de manera que la desconexión de la caldera existente y la conexión de la actual se realice en el día o el mínimo tiempo.

Una vez que todo está comprobado y correctamente instalado, se puede poner en marcha la instalación para su normal funcionamiento.

Uso de la instalación:

5. Mantenimiento

Cenizas

La cantidad de cenizas generada depende de la potencia del equipo, del tiempo de uso, del rendimiento del equipo y de la calidad del pellet, siendo este último muy importante. Existe una norma de referencia para los pellets de uso doméstico, deben ser EN-A1 garantizando un buen poder calorífico y una baja producción de cenizas.

La producción de cenizas no influye solamente en la incomodidad de limpiar más a menudo el equipo, además, cuanta más ceniza genere, menos rendimiento tendrá, por lo que estaremos perdiendo combustible.

Un equipo de calidad adecuadamente instalado, requiere escaso mantenimiento y reparaciones. Las calderas de pellets automáticas (con limpieza y funcionamiento automático) requieren un mantenimiento y limpieza interior anual en el caso de viviendas (en otros tipos de instalaciones, depende del tiempo de uso). El vaciado del cajón de cenizas varia desde 2-3 veces por temporada a un vaciado anual. Las calderas que no tiene un sistema de limpieza interior o es semiautomático, requieren una limpieza más habitual, que dependiendo del sistema puede ser quincenal, semanal, o cada varios días. En la estufas dependiendo del uso y la capacidad del depósito de cenizas, desde diario a semanal o quincenal.

Reposición de pellets

La reposición de pellets vendrá en función del uso y la capacidad de la tolva o silo. Como comentábamos anteriormente, cuanto mayor sea la capacidad de almacenaje mayor será nuestra autonomía.

Durabilidad (años de vida)

Depende del equipo, evidentemente para entrar en un precio competitivo, hay que ajustar la calidad de materiales empleados o las prestaciones. Hay equipos que están fabricados para durar 20 años, con los correspondientes mantenimientos y la reposición de alguna pieza con una vida menor.

Posibilidades futuras:

6. Futuras ampliaciones o modificaciones

¿Es posible aumentar la potencia?

Dependiendo del modelo de caldera, de que se haya dejado previsto y del tipo de instalación. En los caso más habituales, como zonas de la vivienda que no se usan inicialmente y pasado un tiempo se utilizan, no suele haber problema siempre que se tenga previsto desde el principio.

¿Se pueden ampliar las canalizaciones de aire caliente?

Para que una instalación de aire canalizado funcione, tiene que cumplir unos requisitos de secciones y distribución. Si se varía, variará el caudal de aire que sale por cada salida. Igual que en el caso anterior, se debería prever inicialmente, o al menos, saber que opciones de ampliación hay para no contar con opciones que no son posibles.

Ampliación de tolva a silo para mayor capacidad de almacenamiento

Es habitual empezar poniendo una caldera con una tolva adosada y posteriormente añadir un silo para almacenar pellet a granel. Los fabricante acostumbran a ofrecer esta opción de manera cómoda y estándar.

Contacto:
Ábrego Ingeniería

 

Comentarios - 23

  1. Felicidades. Artículo extraordinario. Y encima relacionas con datos del código tècnico. Enhorabuena!

  2. Pingback: Os deseamos feliz 2014 con lo mejor de 2013 | mimbrea

  3. Muy buen artículo, gracias por aportar tanta información que nos puede ser muy útil en nuestra futura casa.

  4. Pingback: Calefacción con biomasa para una casa de campo | mimbrea

  5. Pingback: Ayudas en forma de infraestructura doméstica | mimbrea

  6. Pingback: Resumen de la semana – 15/02/2013 | mimbrea

  7. Un gran trabajo. Muchas gracias por un artículo tan completo que me ha solucionado muchas dudas. Conozco una empresa que vende productos para calefacción por si os interesa recense