Ecoaldeas: Formación, Bioclimatismo y Cooperación para el Desarrollo rural; el caso de Amayuelas de Abajo.

Os presentamos el primer artículo de la nueva sección: Colabora en mimbrea. En ella ayudamos a los investigadores a “traducir” sus investigaciones sobre sostenibilidad y vivienda a un lenguaje comprensible para ti, el lector de mimbrea.
Comenzamos con un reportaje de David Centeno sobre las Ecoaldeas. David realizó para su tesis una investigación sobre modelos de recuperación de municipios abandonados con las ecoaldeas como marco teórico. El siguiente texto es una adaptación de mimbrea de su artículo “Amayuelas de Abajo, Aineto y Lakabe. Tres modelos diferentes para una definición de ecoaldea.” Esperamos que lo disfrutéis:

David Centeno Calvo
Ingeniero de la Edificación por la Universidad de Castilla la Mancha
Máster en Arquitectura y Urbanismo Sostenible por la U. Alicante
Investigador en Arquitectura y Desarrollo Rural

 

¿Qué son la ecoaldeas?

Una de las formas más rápidas para entender el concepto de sostenibilidad es comprender el concepto que supone la palabra “ecoaldea”. Y para ello lo mejor es recurrir a Robert Gilman, quien en 1991 definía ecoaldea así:

“Es un asentamiento humano, concebido a escala humana, que incluye todos los aspectos importantes para la vida integrándolos respetuosamente en el entorno natural, que apoya formas saludables de desarrollo y que puede persistir en un futuro indefinido”.

¿Qué significa esto? En seguida lo explico, y con ejemplos. Pero ya podéis imaginar que supone un modo de vida diferente basado en:

  • modelos de organización distintos a los que estamos acostumbrados y con un claro predominio del bien común sobre el individual.
  • la relación cooperativa con las personas con las que se convive.
  • la interrelación con la naturaleza, obteneniendo de la misma los elementos necesarios para la vida de forma que la explotación de los mismos no perjudique su existencia en el futuro.

Si analizamos los tres párrafos anteriores vemos que estamos hablando de sostenibilidad en sus más amplios términos: social, económica y medioambiental. Y si estos tres términos anteriores los unimos al concepto de vida rural, obtenemos ya una definición más precisa de lo que significa una ecoaldea. Para los detalles vamos a indagar en la ecoaldea Amayuelas de Abajo.

Variación de la Población en Amayuelas

El caso de Amayuelas de Abajo

Amayuelas de Abajo está situado en la meseta castellana, este municipio perdió casi toda su población con la industrialización del campo y de las ciudades allá por los años 60. En la década de los 80 sólo habitaba una familia, pero en 1991 un grupo de personas deciden establecer allí sus actividades socioculturales y económicas, rehabilitándolo con el fin de convertirlo en una ecoaldea.

Los propios habitantes destacan dos fechas importantes para la consolidación del proyecto:

“La construcción en 1999 de 10 viviendas bioclimáticas que facilitaron la incorporación definitiva de nuevos pobladores y en el 2004 la creación de la primera Universidad Rural Paulo Freire.”

Construir aprendiendo

En mi investigación he comprobado que el proceso de construir una ecoaldea es, sobre todo, un proceso de aprendizaje. Los habitantes van formándose en nuevos campos gracias a la experiencia de reconstruir estos municipios.

En Amayuelas, para la construcción de las viviendas fue necesaria la recuperación de saberes tradicionales y mucha paciencia. Como indica Melitón Lópea, persona vinculada al proyecto desde sus inicios y responsable de la cátedra de construcción con tierra de la Universidad Rural Paulo Freire,

“Aquello fue una verdadera escuela de aprendizaje porque lo tuvimos que poner en práctica directamente sobre nuestras casas sin ninguna experiencia previa más allá de haber hecho algunas paredes y tapias…, y por eso pagamos algunos errores”

La recuperación del municipio no se limitó a la construcción de las 10 viviendas. Éstas fueron el lugar donde asentarse e impulsar un proyecto más amplio que abarca la recuperación de numerosos edificios del municipio, que se han reciclado y rehabilitado con diferentes usos a los que tuvieron en su día.

Es de destacar la colaboración con la Asociación Cayrel, a través de campos de trabajo donde la recuperación de los edificios servía como forma de transmitir los conocimientos de los modelos constructivos tradicionales y como forma de investigar en los mismos.

Las 10 viviendas bioclimáticas

Tierra de Campos es una región ubicada en la meseta norte de la peninsula Ibérica. Tiene un clima continental, caracterizado por inviernos frios y veranos calurosos. Las viviendas responden a este clima manteniendo temperaturas estables con su gran masa térmica. Están construidas con muros de carga de adobe, BTC y tapial. Los pavimentos también son de barro cocido. Además se han usado sistemas de captación pasiva, como invernaderos acristalados en la cara sur.

En cuanto a la energía, cada vivienda bioclimática cuenta con una placa solar para ACS y, en la zona común, existen placas fotovoltaicas para la generación de electricidad, la cual se vende directamente a las empresas eléctricas, evitando así el uso de acumuladores de electricidad.

Las viviendas fueron realizadas gracias a la colaboración de un grupo de arquitectos de la Universidad de Valladolid vinculados a Arquitectos Sin Fronteras. Su construcción se realizó en régimen de cooperativa con la participación de las personas que residen actualmente en las viviendas.

La tipología de las viviendas nos da la señal del modelo organizativo del municipio, cada persona o núcleo familiar cuenta con una vivienda específica, pero no son viviendas completas convencionales. La zona social de las mismas se desarrolla en un local adjunto, donde se realizan las comidas de forma común, y cuenta con una zona con lavadoras y arcones de uso colectivo.

Modelo Organizativo de Amayuelas de Abajo

Como comentábamos anteriormente, una de las características de las ecoaldeas es su modelo organizativo basado en el bien común por encima del bien individual. Si bien cada ecoaldea tiene el suyo, las hay que funcionan con un fondo común donde todos los ingresos se reparten de forma igualitaria entre todos, o las hay que tienen un fondo común pero los ingresos individuales no se reparten entre todos.

Los ingresos económicos de Amayuelas de Abajo provienen de distintas actividades: agricultura ecológica, ganadería ecológica y cursos, entre otros. Los ingresos obtenidos por las actividades desarrolladas son para cada persona individual, aunque existe un fondo común que gestiona la cooperativa.

Así que Amayuelas de Abajo se acerca más al segundo planteamiento. Su modelo organizativo se define claramente en los estatutos de la cooperativa, la cual se creó para la compra de los terrenos donde se construyeron las diez viviendas “bioclimáticas”.

La Universidad Rural Paulo Freire

Según explican en su página web, su creación se sitúa en el contexto del movimiento social ruralista español. La URPF realiza sus funciones de forma descentralizada, cada sede es independiente.

La sede de Tierra de Campos es la primera que se creó y realiza su proyecto educativo en torno a cuatro cátedras que construyen el proyecto educativo:

  1. Construcción con tierra
  2. Agroecología en sistemas esteparios
  3. Gestión de residuos y energías no industriales
  4. Dinamización rural en territorios marginados.

…el proyecto educativo a partir de los conocimientos de un colectivo de personas dispuestas a socializar sus conocimientos y su saber hacer en los siguientes campos de trabajo: horticultura ecológica; cereales y leguminosas ecológicas; ovino ecológico; avicultura ecológica; construcción con tierra cruda; gestión de residuos orgánicos; investigando con l@s campesin@s; iniciativas para autoempleo; nuevos pobladores en el medio rural; animación comunitaria; cooperación internacional; foro para el diálogo y la expresión de nuevas utopías…

En paralelo al desarrollo estas cátedras, también se celebran numerosos cursos, foros y encuentros que acercan, a todo el que desee conocerlo, los conocimientos de las personas que hacen que Amayuelas de Abajo exista.

Conclusiones

Amayuelas de Abajo demuestra cómo la vida en el campo no es una utopía. El mundo rural tiene futuro y la de Amayuelas es una alternativa sostenible.

El 24% de los municipios de Castilla y León tienen una población inferior a 100 habitantes, y el sistema económico de los mismos es casi siempre el mismo, agricultura y/o ganadería. El relevo generacional es en muchos casos inexistente, por lo que detenerse en ecoaldeas como Amayuelas de Abajo y observar como un futuro diferente es posible, es realmente esperanzador.

Documentos audiovisuales
Documental “La Tierra Asoma. Amayuelas”
CRÓNICAS, (2009), Tierras de Trapalanda, RTVE.

Bibliografía:
AA.VV. (2008), La Universidad Rural Paulo Freire Proyecto educativo, Ronda (Málaga): Imprenta Galindo.
AA.VV. (diciembre 2006), Entre nosotros, nº 14/5
AGUADO MARTINEZ, J., (1999), Desde Amayuelas Arriba y de Abajo: Una experiencia que camina, Estudios de la juventud, nº 44, pag 79-82.
GALLAR HERNÁNDEZ, D., (2011), La Construcción de la Universidad Rural Paulo Freire. Culturalismo para una Nueva Ruralidad Campesinista, Córdoba, Tesis doctoral de la Universidad de Córdoba.

Enlaces:
Amayuelas
RIE
Plataforma Rural
Universidad Rural Paulo Freire
Asociación Cayrel
EcoHabitar

Imágenes:
David Centeno
Galería del BAH
Asociación Cayrel
El Mundo
Compañía Alkimia (Portada)

Comentarios - 3

  1. Pingback: Ruta_105 Ecoaldeas: Amayuelas de Abajo. (Palencia). | senderosesotericos

  2. Muy interesante David. Una buenísima iniciativa para revitalizar los pueblos abandonados y recuperar la sabiduría popular. Aunque muchos lo consideren una utopía, ya que no todos estamos preparados para la vida en el campo, no hay duda de que también podemos aplicar muchas de estas ideas en las grandes ciudades que la mayoría habitamos: un aprovechamiento sostenible de los recursos, modelos organizativos enfocados al bien común, el autoconsumo energético, y el aprovechamiento del patrimonio existente como herramientas clave para seguir desarrollándonos de forma sostenible.

  3. Pingback: BioConstrucción | mimbrea