El IDAE analiza cómo consumimos energía en nuestros hogares

Ya podemos saber qué consume más energía en nuestras viviendas para así controlar el gasto. El 18 de enero el Instituto para la Diversificacion y Ahorro de la Energía (IDAE) ha presentado un exhaustivo estudio realizado para conocer y analizar el consumo energético de los hogares españoles, catalogado por usos y fuentes energéticas. De igual manera se han analizado las características de su equipamiento para todo el país y para cada uno de los tres climas dominantes: atlántico, continental y mediterráneo.

El sector residencial es decisivo en el uso global de la energía. La Comisión Europea es muy consciente de ello. De hecho, el trabajo ha sido promovido y financiado en un 50% por la agencia estadística Eurostat. Conocer las características de este complejo sector es de vital importancia para conseguir un ahorro energético real a nivel mundial.

Según explica el IDAE en su nota de prensa:

“Los hogares españoles consumen el 17% de toda la energía final y el 25% de la electricidad. Esta última fuente es la más utilizada (35%), seguida por el gas natural (25%). La calefacción es el servicio de mayor consumo y los electrodomésticos son el servicio que más electricidad demanda.

Como aspectos novedosos, el estudio ha permitido conocer que la vivienda aislada duplica el consumo del piso tradicional, que el llamado consumo en “standby” es muy superior al de refrigeración, que la TV es el segundo electrodoméstico de mayor consumo eléctrico, después del frigorífico, que los servicios centralizados de calefacción y ACS (agua caliente sanitaria) consumen un 22% menos que los individuales; que las bombillas de bajo consumo están ya presentes en el 86% de los hogares; y que las energías renovables se encuentran en el 11% de los hogares.”

En España existen más de 17 millones de viviendas, por lo que es muy importante que los datos utilizados para su rehabilitación sean fiables y contrastados. Los resultados del proyecto se han validado contrastando las más de 9.000 encuestas realizadas con las series de datos existentes de años anteriores, la información facilitada por los suministradores energéticos, los resultados de mediciones directas de consumo eléctrico en 600 hogares y cálculos de los consumos, basados en parámetros técnicos.

Este trabajo ha sido el más minucioso y significativo hasta la fecha: con 18 meses de duración, se han estudiado detalles pequeños pero de enorme importancia, como el consumo de aparatos en standby, gracias a las nuevas medidas de los consumos eléctricos en tiempo real.

El estudio ha contado con la cooperación de algunas de las entidades y empresas más competentes en la materia: la recopilación de datos a través de la Subdirección General de Planificación del MINETUR, Eurostat, el INE, el Colegio de Administradores de Fincas y las empresas suministradoras de energía, y el trabajo de campo de las consultoras PVAlue, Nielssen y Escan.

Este estudio puede ser clave para conseguir la mejora definitiva del acondicionamiento en el parque residencial de nuestro país. Sólo conociendo los detalles de consumo diario y percibiendo los puntos más conflictivos de nuestros hogares estaremos en posición de abordar una rehabilitación seria y consecuente. A través del análisis de nuestros hábitos de consumo y la eficiencia de nuestras viviendas podremos conseguir el máximo confort con el mínimo de recursos.

Fuente:
IDAE