Los patios mediterráneos nos enseñan a ahorrar energía

Muchas veces hemos hablado de lo mucho que podemos aprender de las lecciones de eficiencia energética y adaptación al entorno de la arquitectura tradicional. La eficiencia del patio mediterráneo, una estrategia bioclimática utilizada desde hace más de 4000 años, ha quedado demostrada gracias a un modelo matemático desarrollado por los investigadores de la Universidad de Sevilla.

Según Juan Manuel Rojas, el arquitecto que ha dirigido esta investigación:

“En estos espacios se produce un mezcla de fenómenos de estratificación (el aire caliente sube y el frío baja), convección (los muros calentados durante el día proyectan el aire hacia arriba) y patrones de flujo (formación de remolinos de viento según la geometría del recinto)”

Quien tenga una casa que dé a un patio en este clima habrá comprobado que la temperatura de un patio interior es más suave que la del exterior (hasta 9ºC más fresco en verano). Ésta es una información que podemos aprovechar a nuestro favor para diseñar y climatizar nuestras viviendas de una forma más eficiente, ahorrando dinero y energía.

“Los más profundos y estrechos funcionan mejor en las zonas cálidas, mientras que los patios más abiertos lo hacen en regiones situadas más al norte”

De igual manera, en los climas más fríos del norte de Europa, se llegan incluso a acristalar formando atrios que sirven para almacenar y distribuir el calor a todas las estancias que dan a este espacio. Una medida que no sería muy aconsejable en las regiones mediterráneas.

Todo esto nos sirve para entender la importancia de adecuar el diseño de nuestras viviendas al clima en que están situadas. Podemos ver de forma muy gráfica y atractiva el comportamiento termodinámico de un patio mediterráneo en este video.

Fuentes:
Agencia SINC
Phys

Más información:
Juan M. Rojas, Carmen Galán-Marín,Enrique D. Fernández-Nieto. “Parametric Study of Thermodynamics in the Mediterranean Courtyard as a Tool for the Design of Eco-Efficient Buildings”. Energies 5 (7): 2381-2403, 2012. Doi:10.3390/en5072381.