Sostenibilidad, eficiencia y ecoconstrucción en Uruguay

No podíamos dejar pasar la oportunidad de nuestra estancia en Montevideo sin indagar un poco en lo que se está haciendo aquí por conseguir un modelo de ciudad más sostenible.

Aunque hasta hace bien poco Uruguay ha estado “por debajo del promedio” en el Ranking de las ciudades más sustentables de Latinoamérica, últimamente se están empezando a ver iniciativas y proyectos de mucho interés en este país.

El objetivo es reducir las emisiones de CO2, mejorar el aprovechamiento del agua y la energía, y aumentar la eficiencia en el transporte, la utilización de espacios y la gestión de residuos.

Energías renovables:

Los últimos años de bonanza económica han servido para ubicar a Uruguay como el décimo país de América Latina y el Caribe en una clasificación que mide el atractivo para energías limpias. Según este informe denominado “Climascopio” y elaborado por el Fondo Multilateral de Inversiones:

“América Latina y el Caribe cuentan con extraordinarios recursos de energía renovable y la mayor parte de la región ha experimentado un fuerte crecimiento económico en los últimos años, pero el sector local de energía de bajo carbono apenas está comenzando a despertar interés”

Como ya nos contaron en la convención de AlternovablesUruguay se está posicionando rápidamente en América Latina como un líder en la utilización de sus recursos eólicos para impulsar la economía. Y para ello utiliza el flujo de ingresos derivados de los créditos de carbono como catalizador de la inversión. De hecho, se está financiando en parte mediante un acuerdo de canje de deuda entre España y Uruguay.

La cooperativa Camec de Colonia es un claro ejemplo de los beneficios de las energías renovables: en un mes ahorró el 89,50% del fuel oil que utilizaba antes de instalar 150 m² de colectores solares térmicos.

Eficiencia energética:

A pesar de contar con una densa vegetación en sus calles, Montevideo, la capital de este pequeño país, no destaca por ser una “ciudad verde”. Aún no tiene demasiadas inicativas de eco-construcción y eficiencia energética y dista mucho de grandes referentes urbanos de Latinoamérica como Curitiba, Belo Horizonte, Bogotá, San José de Costa Rica, Santiago de Chile, Ciudad de México o Medellín.

Sin embargo, el gobierno central está promoviendo el Proyecto de Eficiencia Energética. Se trata de un programa de alcance nacional orientado a mejorar el uso de la energía por parte de los usuarios finales de todos los sectores económicos, fomentando el uso eficiente de todos los tipos de energía.

En su página oficial podréis encontrar curiosidades, consejos y herramientas muy útiles para sacar el máximo partido a la energía en vuestras casas. Cuentan además con un listado muy completo de Empresas de Servicios Energéticos (ESCOs) y proveedores de equipamiento eficiente, empresas que ofrecen servicios y productos para el ahorro energético y el aprovechamiento de energías renovables.

En cuanto a la movilidad, el plan 2010-2020 apunta a reducir el uso del automóvil mediante acciones como promover el transporte público y aumentar el número de áreas exclusivas para peatones dentro del centro urbano.

Por otra parte, la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) va a otorgar hasta siete años de exoneración en la contribución inmobiliaria para las obras nuevas que incluyan medidas bioclimáticas y materiales ecológicos y que racionalicen procedimientos de construcción. Desde el punto de vista técnico, la construcción sostenible incluye un sobrecosto, pero se amortiza con creces con el ahorro energético.

Arquitectura sostenible:

En esta línea, la firma Cagnoli Arquitectos tiene proyectada la construcción de un edificio de oficinas que utilizará agua de lluvia para el riego, entre otras cualidades ambientales. Este proyecto, que tendrá una inversión de US$ 10 millones, es el primero de Uruguay en recibir una precertificación LEED, protocolo estadounidense para la estandarización de construcciones sostenibles.

Resultados parecidos procurarán obtener los profesionales de Estudio Cinco Arquitectos en los dos edificios que proyectan construir bajo algunos de estos parámetros. En uno de ellos (Onix) los paneles solares producirán el 80% del agua caliente que se consuma, mientras que el 20% restante se calentará a través de calderas de gas. ¿Qué ocurrirá en invierno cuando el sol no es tan frecuente? Entonces se reservará sólo el 20% para los paneles solares y serán las mismas calderas las que produzcan el 80%.

Alexander Boulevard, el segundo proyecto, incorporará además energía eólica. Con ella se abastecerán todos los servicios generales del edificio, como ascensores, iluminación de zonas comunes (descansillos, escaleras, zaguán y garajes) y hasta el corrimiento de los toldos eléctricos de la planta baja.

Pero la eficiencia energética no se logra únicamente con estos sistemas. Si queremos reducir el consumo desde el origen es más importante contar, entre otras cosas, con un aislamiento térmico adecuado. Según la IMM con esta estrategia se puede conseguir un ahorro de hasta el 40% en una vivienda estándar de 60 m².

Por eso, la comuna va a incorporar nuevos requisitos para las próximas edificaciones destinadas a viviendas. En la nueva reglamentación se exige por primera vez un mínimo de aislamiento en techos y paredes además de la instalación de vidrios dobles en las paredes orientadas al sur, zona por donde se pierde más calor en estas latitudes. Hacia el resto de las orientaciones se exigirá la protección solar con cortinas, toldos o celosías.

La idea de los técnicos es ampliar estos requisitos a las viviendas ya construidas, fomentando la rehabilitación energética. Lo mismo que ya está ocurriendo en Europa desde hace unos años.

En la Facultad de Arquitectura las opiniones no son unánimes y no son pocos los académicos que observan esta corriente con desconfianza. La sostenibilidad no existe como asignatura obligatoria en la carrera de Arquitectura, aunque desde hace cuatro años la maestría en Construcción de Obras de Arquitectura incluye materias como Comunidades Sustentables, Eficiencia Energética y Certificación Ambiental.

Según el arquitecto y profesor universitario uruguayo Gustavo Sheps:

“La sostenibilidad queda indeleblemente incorporada al pensamiento arquitectónico en la medida que se lo reconoce como problemática, lo cual no quiere decir el único eje, ni siquiera el principal (…) hay que tener cuidado con la banalización del concepto y terminar creyendo que poniendo un ventilador o un sistema de fotocélulas se es amigable con el medioambiente.”

Bioconstrucción y permacultura:

Entre los colectivos que se dedican a difundir la construcción ecológica en este país están el Grupo EcoTerrón de Tacuarembó, Espacio Wayra en Montevideo, Gea Tierra, instructor en bioconstrucción, el estudio ECOAECO de bioarquitectura, uno de los pioneros en el tema en Uruguay, y muchas otras personas que están formando y formándose en bioconstrucción y permacultura a través de cursos y talleres prácticos.

No olvidemos tampoco la componente social del desarrollo sostenible. En el campo de innovación y tecnologías sociales para el desarrollo Uruguay cuenta con proyectos e investigaciones de grupos como la Federación de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM), el Centro Cooperativista Uruguayo (CCU), el Centro Uruguayo de Tecnologías Apropiadas (CEUTA), la Federación de Cooperativas de Producción del Uruguay (FCPU), Los Molinos-Cooperativa y Redes del Sur, entre muchos otros.

Gracias a todas estas iniciativas se está trabajando día a día por concienciar a la sociedad uruguaya sobre el cuidado medioambiental, un desarrollo económico equitativo, la puesta en valor de la cultura local y latinoamericana, y el establecimiento de redes cooperativas en pro de un Uruguay más sustentable.

Fuentes:
MIEM
EL PAIS
TuVerde
Espectador

Tecnologías para la inclusión social

Imágenes:
Skyscrapercity Montevideo
Estudio Cinco Arquitectos
Cagnoli Arquitectos
Carlo Columba
El País

Comentarios - 6

  1. Estimado Javier:

    Necesito contactar contigo, me gustaría poder contar con tu opinión para un estudio que estoy realizando. ¿Serías tan amable de facilitarme una dirección de e-mail a la que escribirte?

    Gracias, excelente artículo.

  2. También transporte limpio. Hay un emprendimiento único en América Latina que se esta coordinando desde Uruguay. Se trata del reciclado de vehículos tradicionales con motor de combustión para convertirlos en vehículos cero emisión eléctricos. Esto que empezó con el acto de transportar a un presidente en un vehículo convertido en Montevideo, siguió con vehículos en Colombia, Argentina, España y ahora mas de 200 en México. Encontraran toda esta info en http://autolibre.blogspot.com En transporte sustentable podemos los Latinos desarrollar nuestros propios vehículos. Saludos, Gabriel Gonzalez.

  3. Pingback: Laura y Ariel nos enseñan su chacra “Luna Dorada” en Uruguay | mimbrea

  4. Pingback: Andrés Eliseo Cabrera sobre arquitectura bioclimática y energía solar | mimbrea

  5. Pingback: Ayudas para viviendas sustentables en Montevideo | mimbrea